aforismes interins

dijous, 25 de març de 2010

When God hands you a gift, he also hands you a whip


A migdia la megafonia del vaixell xiscla, i se sent un tímid 'un, dos, tres... això funciona?' seguit d'un xiuxiuejat 'sí sí, ara parli', que marca l'inici del capità: Con eso quería decir que Dios le concede a uno un don, cualquiera que sea, el de componer música o el de hacer literatura, pero por mucho placer que ello pueda producir, es algo muy doloroso para tenerlo toda la vida. Es una vida muy penosa la que consiste en enfrentarse todos los días con una hoja en blanco, rebuscar entre las nubes y traer algo aquí abajo. Es decir, yo siempre me pongo muy, muy nervioso al comienzo de la jornada de trabajo. Me lleva mucho tiempo empezar. Una vez que empiezo, voy tranquilizándome un poco, pero haría cualquier cosa por aplazarlo para más tarde. Debo tener unos quinientos lápices afilados, pero vuelvo a sacarles punta hasta dejarlos en nada. En cualquier caso, me las arreglo para escribir unas cuatro horas al dia.

I ara, tothom a dinar.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada