aforismes interins

dilluns, 9 de novembre de 2009

freitagdurias varias

Freitag, November 10, 2006
Contrarrequetecrítica
Pero si las bases en que se sienta la espistemología kantiana están tan bien delimitadas y son tan perfectas, ¿cómo es posible que se den tantas aporías y abarque tan poco? El racionalismo es la única vía concebible para el conocimiento, y no hay que confundirlo con el dogmatismo que recorta lo problemático en pro del sistema, pues siempre ha sido un proyecto (no algo acabado): todas las posturas irracionalistas posteriores a Kant tienen sentido sólo como autosuperación de la razón. Aquí comienza la discusión... y que se callen los relativitas.
Lanzado por Dolmancé a 4:17 PM 1 comentaris
Dienstag, März 28, 2006
to on pollakhos legetai

repito:

to on pollakhos legetai

el ser se dice de muchas maneras (oyes..)


lastima que no encuentre el griego joder, con lo bonito que queda... el ser se dice de muchas maneras, se dice ademas, kategorei, categorizando segun unas cuantas categorias explicaditas por Aristotil y requeteelaboradas por el amiguete de Könisberg, cantidad, calidad, por decir dos y no seguir rallando.

En fin, to-on-tologia en estado puro, aii quien estubiera en la Atenas de Pericles, Plato, Socrates, Aristophanes, Sophocles... y un largo etcetera.
Lanzado por Alejandro a 12:43 AM 1 comentaris
Problemas problematicos erroneos I
Sobre la problemática del bien en la epistemología socrática.

Desde la tradición y gracias al simpático de Sócrates, a través de los diálogos platónicos, debemos la idea de bien como facultativa para con el conocimiento. Esto es más fácil de lo que parece. Sócrates nos propone que si, en nuestra elección tomamos varias alternativas como iguales y no poseemos ningún criterio de elección, debemos observar si y como participan estas alternativas, de la idea de bien. Entendiendo la idea de bien agathos, como analoga a los términos orthos, (ortografía), rectitud. El griego nos propone que si bien todas las alternativas de la decisión parecen iguales en apariencia, podemos observar como siempre hay alguna que resalta en si misma, porque participa, según la doctrina socrática, de la idea de corrección, bien, bonito, barato.

De un tiempo a esta parte, con el igualmente simpático Einstein y su relatividad, hemos dejado esta idea como patrón científico salpicada irremediablemente de Xtanismo a través de los siglos. Esta idea de bien posibilita para Sócrates el conocimiento, en tanto que se muestra en los objetos mismos, dotándolos de una característica que facilita el que podemos concebirlos como claros y distintos, aunque sean estos términos posteriores (René Descartes). Después de Einstein, la idea de bien/corrección, la que salta a la vista – por así decirlo, según el sentido común – deja de ser patrón de certeza, para ser un caso particular del concepto de certeza. Como ejemplo a tratar en este estudio/estupidez/tontería-nocturna, tomare un ejemplo que recuerdo de las clases de Víctor Gómez-Pin, esto es: Euclides y las geometrías no-euclidianas en el mismo Euclides. – Alguien podría replicar que nada tiene que ver la ética socrática con la física euclidiana, pero solo tratare de usar este ejemplo en tanto que Éste en su tercer postulado dejaba claro que por dos puntos diferentes pasa una sola línea recta, definiendo como punto, la unidad indivisible, aquello que no esta compuesto de partes. Es en este sentido griego que Sócrates propone también su idea de bien. Esta línea recta que salta a la vista. En este punto recupero a Einstein, a la relatividad y a las geometrías no-euclidianas, que afirman la existencia de infinitas líneas, entre dos puntos, dado que para la geometría y para la física moderna, no se manejan unidades indivisibles como tales.

Aquí creo que llegamos al problema en cuestión. Si bien para Euclides existen unidades indivisibles, para Sócrates, de la misma manera, existen las cosas como tales y en por si mismas, es decir, tienen una esencia indivisible que les hace ser eso mismo, concreto, y no otra cosa. Esto es lo que el griego toma como validez en sus juicios, esta aproximación a la idea de máxima realización de ese objeto, que lo lleva a plantear la existencia de la esencia de ese objeto, alejada del mundo real. Siguiendo esta teoría, lo que le permite conocer la validez, corrección de un objeto para tomarlo en consideración a la hora de deliberar, es si tiende en su naturaleza hacia la idea de corrección, bien, bondad o simetría, si queréis.

Para los físicos y filósofos contemporáneos, y cojo como referencia al amigo Einstein, la unidad indivisible esta muy descalificada y la esencia como tal en la filosofía, también. En este sentido, Einstein deja el movimiento rectilíneo-uniforme como caso particular, dentro de la ciencia que estudia el movimiento. Ahora dominamos el arte de comprender la naturaleza de los objetos, describiendo que si bien son, solo conocemos el grado en el que se manifiestan, lo que nos permite concebir infinitas formas de conocimiento, dado que la línea recta es un caso particular, de las infinitas líneas que pueden pasar por un determinado punto, que, por otra parte, siempre estará compuesto de partes. La ciencia moderna nos ha mostrado que algunos de los postulados formulados por Euclides son, como la idea de bien, un caso particular en una teoría general del conocimiento, físico en este caso.

Todo y con eso, cosas que si bien no estaba escritas en los tiempos de Platón, bien podían pensarse, de manera que aun así, Sócrates es recordado por frases como “Solo se que no se nada”, frase que me tomo la libertad de entender como la expresión de la infinitud de las vías para el conocimiento (como tal), si bien para el, la vía era una y concreta. Defiende la idea de esencia y de corrección en la manifestación de esta esencia, porque le permite tomar cosas como más importantes que otras, y le permite vestir su intelectualismo moral, ofreciendo la clara posibilidad de obrar tendiendo hacia la corrección, dentro de una infinita gama de posibilidades.


Puede continuar

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada